Abogado, tu información no está segura

He tenido conocimiento a través de mi buen amigo Juan Carlos, de un nuevo tipo de estafa que afectará muchos de los que acostumbran a dar órdenes de operaciones por email a su persona de confianza en el banco. Siempre me ha parecido una locura, reconozco que yo he sido uno de esos, pero hace ya 3 años que no tengo seguridad en hacerlo.

El modus operandi es el siguiente: envían un email al banco desde tu dirección utilizando el mismo tono que tú sueles utilizar solicitando el envío de una transferencia. Así de sencillo. Pero esto tiene  más implicaciones de lo que pensamos:

  1. El amigo de lo ajeno sabe que utilizamos esta operativa
  2. Si sabe lo hacemos, lógicamente ha accedido a nuestro correo
  3. Juan Carlos dice en su post de es por una cantidad alta de dinero. Esto quiere decir que sabe lo que tenemos en la cuenta, lo que quiere decir que también ha accedido a nuestras cuentas y sabe lo que tenemos disponible.
  4. Si el sujeto ha sido capaz de acceder a tu correo y tus cuentas, ha accedido a todo: documentos, fotos, información personal, clientes,….
En el caso de Juan Carlos, el único paso que le ha separado de que lo desplumen ha sido la extrañeza de su contacto en el banco, a quien le ha extrañado la cantidad. Pero esto no siempre es así.
Los abogados, que como norma general, en cuanto al ordenador no se preocupan mucho más que en buscar información en Internet, enviar un email o escribir un documento de Word, son un blanco perfecto para este tipo de delitos, con lo que esto puede suponer en una profesión como la vuestra.
Algunos consejos para proteger tu información:
  1. Instala un buen antivirus. Te costará unos 60 euros al año, pero es una inversión que evitará disgustos.
  2. Si crees que tu información no está segura, después de instalar el antivirus cambia todas las contraseñas de tus servicios y procura utilizar varias diferentes y acostúmbrate a cambiarlas cada cierto tiempo.
  3. Visita sólo páginas en las que confías, especialmente si vas a descargar archivos.
  4. No abras las presentaciones PPS que te envían con música, imágenes, cadenas de favores ni cosas parecidas. Son un alojamiento perfecto para los “gusanos”
  5. Instala sólo programas en los que confías al 100%. El software pirata es un excelente caldo de cultivo para troyanos. Esto incluye cualquier tipo de archivo p2p
  6. Nunca envíes por correo electrónico ni tengas guardado en tu ordenador tu DNI o pasaporte. Los cacos lo utilizan para cometer estafas en tu nombre
  7. Procura utilizar un cliente de correo electrónico como gmail que te permite la identificación en dos pasos (contraseña + SMS)
Siguiendo estos consejos no estarás seguro al 100%, como ninguno lo estamos, pero quien quiera robar tu información lo tendrá bastante más complicado.